Pautas comportamiento

Los consejos de los principales expertos en materia de personal afirman que la apariencia externa y el comportamiento durante las entrevistas es fundamental y muchas veces decide el ingreso o el rechazo del candidato

Vamos a dividir nuestras recomendaciones para supe­rar una entrevista en los siguienes apartados, unos formales y otros de fondo.

LA PRIMERA IMPRESION

–  Acudir con puntualidad a la entrevista, los retrasos son valora­dos como muestra de informalidad. No con demasiada antelación puesto que daría la impresión de ser una persona ansiosa. Lo indicado es llegar 10 o 15 minutos antes, tiempo suficiente para familiarizarse con el entorno y serenarse. Por si acaso, no apurar el tiempo.

–  Al presentarse ha de saludar cortésmente, con naturalidad y sin aparentar nerviosismo ni excitación. Normalmente se dará la mano con firmeza (sin pasarse), al igual que al salir.

–  Sentarnos cuando nos lo indiquen, no antes

–   Se debe ser amable con las personas que reciben (recepcionistas, conserjes, secretarias/os, personal de seguridad, etc). El entrevistador puede preguntarles su impresión sobre el candidato.

–   Apagar el teléfono móvil o ponerlo en silencio.

LA INDUMENTARIA

 –  Depende del tipo de trabajo a desempeñar. Cuando se trate de un puesto de trabajo de cierto nivel directivo o ejecutivo o en un trabajo de comercial o de atención al público, habrá que cuidar especialmente este aspecto. La norma básica en estos casos es vestir como lo hacen las personas de la empresa que trabajan en puestos similares al que se aspira a conseguir.

–  En el resto de los casos y como norma general, lo mejor es vestir de forma neutra, correcta,  ni demasiado formal ni demasiado informal. No conviene olvidar que, por lo general, las empresas son organizaciones conservadoras. Evitar atuendos, peinado o indumentarias demasiado llamativas.

–  Respecto a la indumentaria hay que tener en cuenta:

  • Ir siempre escrupulosamente limpio, afeitado (o barba arreglada), con el pelo arreglado y peinado y con las uñas limpias y cuidada
  • La ropa y los complementos (relojes, pulseras, colgantes, pendientes etc) transmiten mensajes sobre quien los lleva. Lo mejor es que sean discretos.

LA COMUNICACION VERBAL

 Tiene dos aspectos: lo que dice la persona y como lo dice. Se pueden seguir los siguientes consejos

 –  Se debe evitar el tuteo, salvo que el interlocutor lo pida

–  Escucha atentamente las preguntas y no te precipites en las respuestas, piensa un poco antes de responder.

–  Si no has entendido una pregunta, pide que te la aclaren antes de responder.

–  Procura hablar despacio, probablemente los nervios te impulsen a hablar rápido.

–  Hay que hablar con claridad y seguridad, emitiendo la voz sin titubeos. Vocaliza bien y utiliza la entonación adecuada, para que se te entienda correctamente.

–  Hay que expresarse con corrección, evitando vulgarismos, tacos o expresiones de mal gusto.

–  Hay que mostrar capacidad de síntesis. Las respuestas deben ser cortas, pero elocuentes. No te enrolles, ni divagues.

–  Respuestas como “Si” o “No” dan muy poca información. Hay que procurar dar respuestas más completas

–  Responde a todo lo que te pregunten. No te quedes sin decir nada. Si no sabes responder a algo, dilo tranquilamente.

–  Hay que mostrarse interesado por el puesto.

–  Conviene demos­trar que se conoce algo de la empresa (por lo menos a qué se dedica, cuál es su ámbito de negocios…).

–  No mos­trarse agresivo ni demasiado crítico (por ejemplo, con anteriores empleos, jefes, etc.), pero tampoco aparentar un conformismo absoluto. No debe denigrar, en ningún caso, sus anteriores empleos ni hablar mal de sus jefes anteriores.

 –  Es muy importante en las entrevistas saber justificar, de forma constructiva, los cambios de empresa.

–  No debe poner el tema eco­nómico en el centro de la conversación: si se carece de experiencia laboral o de alternativa, no es de buen efecto que plan­tee cifras concretas y menos que valore o discuta la oferta que se le haga. Algo muy diferente ocu­rre cuando la empresa pretende fichar a una per­sona empleada y con una situación consolida­da.

–  Hay que intentar no dejar traslucir problemas com­plicados de personalidad: retraimiento excesivo, tendencias depresivas, demasiada agresividad, falta de con­trol…

– Si preguntan al entrevistado por sus defectos, éste debe citar algunos que sean intrascendentes o construc­tivos (mostrar poca paciencia con el trabajo mal hecho, ser muy obstinado con la consecución de una tarea cuando se la propone, ser muy locuaz y expresivo…), según sea su carácter; pero nunca asegurar que carece de defectos, o revelar problemas profundos que ya fue­ron superados.

LA COMUNICACION NO VERBAL

Es de vital importancia. Se dice que entre el 60 % y el 90 % de la comunicación es no verbal. Aunque a veces es difícil de controlar, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones

 –  Pequeños detalles a la hora de tomar asiento tienen más importancia de lo que pudiera parecer.

  • Hay que procurar estar erguido, con naturalidad, sin rigidez. Estar encorvado indica sumisión y sentimiento de inferioridad
  • Sentarse en la parte delantera del asiento es un signo de nerviosismo e inseguridad.
  • Ocupar toda la superficie del asiento, pero sin recostarse. Evitar irse hacia abajo
  • No es conveniente cruzar los brazos o las piernas, denota una actitud defensiva
  • Mantener las piernas en paralelo y las manos juntas. Normalmente, cuando hablemos, las moveremos para enfatizar nuestro mensaje, sin que resulte exagerado

 –  Hay que mirar a la cara, el que aparta la vista y la dirige al suelo, a la puerta o hacia otro lado denota suspicacia y desconfianza. Hay que mirar con tranquilidad, sin descaro. Por otro lado, mirar continuamente a los ojos puede resultar incómodo para el interlocutor.

–  Jugar con el bolígrafo o frotarse las manos son signos de excesivo nerviosismo.

 –  Hay determinados signos corporales que hay que evitar: sudar, enrojecer, palmas húmedas, temblor de voz….ya que indican nerviosismo.

–  Si se tiene algún tic nervioso que se acentúa en los momentos de tensión, hay que tratar de evitarlo o comentarlo, para rebajar la tensión.

–  De cuando en cuando se puede cambiar de posición, pero no constantemente. No balancearse ni mover continuamente los pies.

–  Tener en la cabeza todas estas recomendaciones durante la entrevista es imposible (e incluso contraproducente) , pero son cuestiones que tendremos que tener a cuenta a priori y valorar a posteriori, para detectar errores y tratar de corregirlos para la próxima vez. El entrenamiento y la experiencia son las que permiten mejorar estos aspectos.

Imprimir

ERRORES DE COMUNICACIÓN NO VERBAL DURANTE UNA ENTREVISTA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s