Tipos entrevista

Según el número de personas que participan

–  Individuales: Sólo hay un entrevistador y un entrevistado. En el apartado 2 se indica quien puede ser el entrevistador.

 –  De grupo: Hay varios entrevistados y un entrevistador. Suelen realizarse o la mitad del proceso (siempre antes de la entrevista individual) y se conocen como “juegos”. Participan de cinco a ocho candidatos que debaten, analizan y resuelven supuestos propuestos por el entrevistador, que se mantiene como observador, anotando los aspectos más relevantes (dotes de liderazgo, de argumentación, de cooperación, afinidades, etc.). Son cada vez más usuales, especialmente para selección de perso­nal cualificado, técnico medio o directivo. Existen muchas modalidades: simulacro, roles… Más información

 –  De panel: Hay un entrevistado y varios entrevistadores. Simula un tribunal, compuesto generalmente por el Director de Personal, el jefe de Departamento del que depende el pues­to de trabajo, algún miembro del comité de empresa que salvaguarde la transparencia del proceso, etc. Suelen cerrar el proceso de selección y versan sobre los mismos aspectos de una entrevista individual, pero con mayor profundidad, ha­ciendo mayor hincapié en apartados como la experiencia profesional, aficiones, actitud ante la vida y el trabajo, y con frecuencia temas de actualidad. Generalmente se utilizan para puestos que requieren cierta cualificación.

Según la estructura

–  Libres: Sin directrices o cuestionarios. Se deja hablar libremente al can­didato, y el entrevistador adopta uno postura pasiva. Son de difícil eva­luación, pues el entrevistador, al no disponer de cuestionario, tiene que entresacar de la conversación aquellos aspectos que más interesan para el puesto vacante. Requiere que el entrevistador tenga una dilatada experiencia.

–  Dirigidas: Entrevistas con directrices, es decir, el entrevistador va provisto de cuestionarios donde aparecen los aportados sobre los que debe infor­mar obligatoriamente al candidato Además cada apartado indica una serie observaciones (actitud del candidato, grado de colaboración, ima­gen,…) que evaluará el entrevistador con una puntuación. Son entrevistas poco flexibles que generan tensión en el entrevistado, lo que a la larga puede resultar contraproducente si se bloquea y no transmite la informa­ción deseada.

–  Mixtas o combinadas: Son las más utilizados y aúnan las ventajas de las anteriores. Se deja libertad de palabra al entrevistado en cada epígrafe, pero el entrevistador lleva su pauta (cuestionario).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s