E.T.T.

 

BUSQUEDA DE EMPRESAS DE TRABAJO TEMPORAL

Desde que en 1994 el Gobierno regulara el trabajo temporal gestionado, las ETT se han convertido en una de las protagonistas más en las relaciones laborales y empresariales, con un gran crecimiento.

Sin embargo, las ETT han sido muy criticadas, sobre todo por las condiciones de precariedad y desigualdad con las que contrataban a sus trabajadores. La entrada en vigor, en 1999, de la nueva ley que regulaba a estas empresas mejoró el panorama ya que reconocía la equiparación salarial entre los trabajadores de la ETT y los contratados por otros procedimientos.

He aquí los puntos fundamentales que has de saber si buscas trabajo por este sistema:

1.- La actividad de una ETT consiste en poner a disposición de una empresa cliente – denominada empresa usuaria – trabajadodores contratados por ella con carácter temporal. La contratación de trabajadores para cederlos temporalmente a otra empresa sólo puede efectuarse a través de una ETT autorizada por la administración e inscrita e un registro creado al efecto

2.- Puedes presentar tu curriculum en cuantas ETT desees, pero, antes de firmar un contrato con la que más te interese, debes leer atentamente el convenio colectivo estatal de Empresas de Trabajo Temporal. En él se recogen todas las materias propias y exclusivas para este sector de actividad y, lo que es fundamental para ti, las normas de regulación entre la ETT y la empresa usuaria y tú: organización del trabajo, período de prueba, prestación laboral, clasificación profesional, movilidad y modificaciones del trabajo, salario, jornada de trabajo, horas extraordinarias, suspensión del contrato…

3.- La ETT mantiene con sus trabajadores una relación laboral y con la empresa usuaria una relación mercantil. Es decir, es la empresa cliente la que paga a la ETT. En este sentido, el trabajador no debe pagar a la ETT ningún gasto de selección, formación o contratación

4.- Tras  a la modificación de 1999, deberás percibir, como mínimo la retribución total que establece la empresa usuaria en su convenio colectivo o en el de su sector. De todos modos, antes de firmar un contrato con la ETT confirma que tu sueldo se adapta a lo estipulado en el convenio del sector.

5.- La ETT debe impartir gratuitamente la formación suficiente y adecuada a los trabajadores que contrate para ser puestos a disposición de sus empresas clientes. En este sentido, están obligadas, a gastarse el 1,25 % de su masa salarial anual en formación de los trabajadores

6.- La retribución total del trabajador englobará también las pagas extraordinarias, el correspondiente descanso semanal, los festivos y las vacaciones. Además el trabajador tendrá derecho a cobrar una indemnización económica de 12 días por año trabajado al finalizar el contrato. En cada una de las nóminas que recibe el trabajador se incluyen todos estos conceptos, por lo que en realidad son nóminas-finiquitos.

7.- Los “trabajadores en misión” son trabajadores temporales. Según datos de la Asociación Estatal de Empresas de Trabajo Temporal (AETT), que representa al sector, la cifra media por trabajador es de unos 3 contratos al año.

8.- En el contrato debe especificarse el motivo de la contratación. Así, la duración máxima de la relación laboral se establecerá según el servicio a prestar. Hay 5 supuestos de contratación

– Para la realización en la empresa usuaria de un servicio, limitado en el tiempo en principio, pero de duración incierta, en cuyo caso podrás trabajar en la empresa usuaria hasta finalizar el trabajo para el que has sido requerido. (Obra o servicio determinado)

– Para atender exigencias circunstanciales de la producción, como por ejemplo, un exceso de pedidos. En este caso la duración máxima no puede ser mayor de 6 meses al año o 12 meses en el plazo de 18 meses, por convenio.(Eventual por circunstancias de la producción)

– Para sustituir a un trabajador de la empresa usuaria hasta que finalice el motivo de la sustitución (interinidad)

– Para cubrir temporalmente en la empresa usuaria un trabajo permanente mientras dure un proceso de selección o promoción, en cuyo caso, la duración máxima no puede superar los 3 meses (interinidad)

– Después de las de 2012  y 2013, las ETT también pueden llevar a cabo contratos para la formación y el aprendizaje y contratos en prácticas

– Tras las reforma de 2013 también se puede concertar podrá concertarse para una primera experiencia profesional, primer empleo joven, con un desempleado menor de 30 años que no tenga experiencia profesional o que esta es inferior a tres meses (Dentro de la modalidad de eventual por circunstancias de la producción)

 

9.- Si hay un incumplimiento y el trabajador temporal sigue prestando sus servicios pasado el plazo establecido, se considerará vinculado a la empresa usuaria por un contrato indefinido

10.- Son nulas las claúsulas de los contratos individuales de trabajo que puedan prohibirte la incorporación a la plantilla de la empresa usuaria en la que estás trabajando cuando finalice el contrato de puesta a disposición. Sin embargo, si firmas de mutuo acuerdo con la ETT un pacto de permanencia, y tu incorporación a la empresa usuaria supusiera su incumplimiento de ese pacto, deberás indemnizarla en concepto de daños y perjuicios.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s